TRIGO Y GARBANZOS

Se remojan durante la noche 200 g de garbanzos, se ponen a cocinar y cuando el agua hierva se añaden 300 g de granos de trigo enteros despojados solamente de la cubierta pajiza.

Cuando está en plena ebullición, se echa agua fría y los granos de trigo estallan des­pués de lo cual se renueva la cocción hasta que los garbanzos se ablanden; se le añade entonces una salsa corriente hecha con cebolla y tomate picados fritos en aceite.

Resulta un guiso medianamente rico en pro­teínas vegetales, pero gran proveedor de minerales sobre todo calcio, fósforo y hierro.

Se puede dar al niño desde el año y es excelente para las embaraza­das. Si se le agrega, de alguna manera, carne o pescado es una comida completa.

Debe considerarse que no tiene vitaminas, las muchas que aporta el grano de trigo son probablemente destruidas por la cocción.

trigo-garbanzo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *