TORTA PASCUALINA

Es un plato clásico y un modo fácil de dar verduras a los chicos.

Para ,cuatro personas, se mezclan 500 g de espinacas lavadas y picadas fino, cuya agua se escurre, la parte no fibrosa de 800 g de espárragos, 800 g de arvejas frescas, 4 zapallitos muy corta­ditos, 1 cebolla bien picada, 4 cucharadas de arroz, 4 huevos batidos, 50 g de queso parmesano rallado; se condimenta y se mezcla muy bien.

Aparte se pre­para la masa con 450 g de harina, 8 cucharadas de aceite, 2 cucharadas de leche y 2 cucharaditas de levadura; se amasa prolijamente y cuando esté en su punto se divide en dos partes, una de 3/4 de, total.

Se estiran con el palote formando dos láminas, con la más grande se forra el molde previamente aceitado, de manera de cubrir con buena coaptación el fondo y las paredes, de modo que sobre el borde.

Se pone el re lleno, se lo empareja y se cubre con la lámina menor, a modo de tapa, adhiriendo cien su borde al sobrante del anterior, de manera de establecer un cierre firme; se pincha la superficie de la masa, se la pinta con aceite y se pone a horno de temperatura media por tres cuartos de hora.

Se deja ü Ifriar y se sirve fría.

Es alimento completo en minerales: potasio, sodio, calcio, fósforo, hierro y cobre, muy apropiado para escolares, debe conside­rarse que arece de vitaminas.

torta-pascualina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *