SOPA DE LEGUMBRES EN PURÉ

En 3 cucharadas grandes de manteca se dora 1 cebolla picada; se añaden 2 tazas de caldo (puede ser de cubitos) y 1 taza de las de café de espinacas picadas finito; se hierve por 20 minutos tapado y se añaden, al final, las harinas (arvejas, porotos, habas, lentejas) que se cocinan un cuarto de hora más revolviendo.

Es una sopa clásica que puede tomar el bebe desde el 7° mes siempre que se tenga en cuenta que prácticamente sólo aporta minerales, que son importantísimos y pro­teínas vegetales en cantidad no decisiva.

En el niño mayor este tipo de sopa es valiosa en los períodos de crecimiento, si el resto de la comida aporta proteí­nas, pero en el pequeño si es plato único debe necesariamente completarse agregándole queso duro rallado, carne o vísceras picadas o huevo duro picado.

sopa-legumbres-pure

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *