SOPA DE FIDEOS

En el caldo elegido se ponen en el momento del her­vor los fideos que se prefiera (hay cierta supersti­ción clásica sobre los llamados cabellos de ángel pero no tienen condiciones especiales de cocción o diges­tión; puede usarse cualquier tipo o forma); se mantiene el hervor hasta que estén cocidos y puedan ser aceptados por el niño.

En el pequeño, si la sopa es el plato único es imprescindible agregar queso duro rallado, huevo duro picado fino o carne molida.

De otro modo es un alimento incompleto.

En los niños mayores que comen un plato aparte de carne la sopa aporta minerales y calorías.

sopa-fideo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *