SALSA HOLANDESA

Es una salsa clásica.

Se ponen al baño María 2 yemas de huevo con 1 cucharada de las de postre de vinagre de vino, se revuelve hasta hacer una mezcla.

El baño María impide que hierva, condición esencial; se van añadiendo, poco a poco, hasta 60 g de manteca teniendo cuidado de que cada pedazo esté bien fundido antes de añadir el siguiente; se sala y se pone un poco de pimienta dulce; cuando esté todo bien mezclado y ten­ga la consistencia deseada se agrega 1 cucharada de postre de jugo de limón recientemente exprimido.

Si se sirve inmediatamente como debe hacerse, es rica en vitaminas A y C, calcio, hierro, fósforo, cobre.

Se puede dar desde el año de edad.

salsa-holandesa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *