RIÑONES A LA BROCHETTE

Se sacan la cubierta y la grasa de los riñones, se lavan muy bien y se dejan 2 ó 3 horas en vinagre y sal; esta operación es necesaria para ablandarlos y quitarles el olor urinoso que suelen tener.

Se lavan y se cortan en pedacitos del tamaño adecuado; se insertan en la aguja (brochette) en orden un trozo de riñón, uno de tomate, uno de ají y así sucesivamente, se salan y se ponen en la parrilla del horno con un recipiente debajo; se cocinan despacio pintándolos de continuo con una mezcla de 3 partes de aceite y 2 de jugo de limón, si no se secan.

Es un modo de ha­cer aceptable el riñón a los chicos, a quienes gusta sacarlos de la ensartadera.

Contiene nucleoproteínas que el niño debe comer por lo menos una vez por semana.

Pueden darse desde que el chico sea capaz de masticarlos.

riñones-brochete

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *