RANAS AL GRATIN

Se limpian, lavan y secan las ranas; se cortan en pe­dazos claramente señalados por su anatomía (los miem­bros se separan netamente del tronco); se sazonan con sal y pimienta y se cocinan en medio vaso de vino blanco; paralelamente se prepara salsa blanca que se condimenta con sal, pimienta y queso rallado; se ponen las ranas en una fuente de horno, se cubren con la salsa, se espolvorea con queso rallado, se bañan con manteca derretida y se gratinan en el horno muy caliente.

Se trata de un plato completo en proteínas, grasas, calorías y minerales, especial­mente calcio, que se puede dar a cualquier edad a par­tir del año.

Las ranas pueden servir de pretexto para hacer comer leche y queso en curas de engorde.

El vino de la receta no lleva ninguna contraindicación, pues el calor evapora totalmente el alcohol.

rana-gratin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *