PURÉ DE MANZANAS

Es una receta clásica que puede cumplirse con cualquier otra fruta (peras, duraznos, damascos, etc.).

Se pelan las frutas, se cortan en cuatro y se quitan las semillas o carozos.

Con 1 taza de agua por cada kg de fruta, se cocinan despacio hasta que queden como puré sin líquido; se pisan muy bien y se añaden 2 cucharadas de manteca cruda y se termina de cocinar a fuego suave.

Puede ser el primer puré de frutas del bebe.

Debe considerarse que han concentrado sus minerales y perdido sus vitaminas.

puré-manzana

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *