PESCADO REPESCADO

Cuando sobra pescado, en cualquier forma, se corta en pedacitos.

Aparte se hace lo mismo con 2 cebo­llas de verdeo y ajo, que se mezclan activamente con una yema de huevo y se agrega aceite gota a gota revolviendo con una cuchara de madera hasta que espese, se sala y se mezcla esa mayonesa con los restos; si se añaden algunas conservas, el efecto es completo.

Puede usarse la mayonesa de tarro, con la ventaja de que se puede dar al niño chiquito.

La receta original contiene huevo crudo de la mayo­nesa que conviene que sea casera para el chico mayor de cuatro años, por razones de higiene, no de diges­tibilidad.

Igual técnica puede aplicarse a restos de pollo o de legumbres aprovechables, por ejemplo, pa­pas, zanahorias y zapallo del puchero.

pescado-repescado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *