MERENGUITOS

Con las claras que sobraron de las yemas acarameladas se preparan fácilmente merenguitos.

Se colocan cinco claras y se salan un poco, se baten a fondo hasta que estén a «punto de merengue», es decir que hayan logrado consistencia, se añaden despacio 15 cucharadas de azúcar molida y se mezcla con mucha suavidad, se coloca todo en una manga y se van haciendo las clásicas formas redondeadas con pico o sin él, encima de la bandeja del horno cubierta con una capa leve de manteca y otra de harina; se coloca en el horno alrededor de una hora de modo que la albúmina esté bien coagulada por fuera y en forma de masa esponjosa por adentro.

Aporta al niño una albúmina de primera calidad; puede comer merengues desde el 7° mes de su vida.

merengue

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *