MATAMBRE II

El relleno del matambre ofrece mil variedades; no es siempre necesario combinar dos láminas; puede hacerse con una sola y un relleno de huevos duros, espinacas o acelgas picadas, perejil y zanahorias cortadas.

Es un modo de dar a un niño carne con verduras y huevos.

Es un alimento completo, sin vitaminas, que el niño puede comer desde el 7° mes, si se adecua la forma de que lo acepte mecánicamente.

matahambre-2

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *