LECHÓN A LA PARRILLA

Se lava y se seca el chanchito, se le pone sal, pi­mienta y mucho jugo de limón y se deja por 2 ó 3 horas, luego se lo coloca apoyando el costillar en la parrilla, ya bien caliente; cuando las costillas están doradas y cocidas se lo da vuelta.

Hay que rociarlo todo el tiempo con salmuera y limón.

El niño puede comer la parte blanca desde el año de edad. No hay diferencia con la carne vacuna.

lechon-parrilla

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *