LECHE CON MIEL

A 1 taza de leche tibia, fría o caliente, se añaden 4 cucharaditas de miel y 1 cucharadita de canela.

Este preparado, caliente, forma parte de la medicina case­ra tradicional como curativo de los resfríos; su gusto se asimila mucho al de la leche materna.

Se puede dar desde la lactancia y es desayuno ideal en toda edad.

leche-miel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *