LAS SOPAS DE PESCADO

La receta anterior muestra cómo la cabeza y la cola se usan para hacer un buen caldo.

Es ésa una manera específica de usar esas partes del pescado y deben emplearse cuando se lo prepara de otro modo y la cabeza, la cola y la piel queden como deshechos, pues ceden al agua los minerales y en especial calcio, fósforo y yodo.

Es una técnica que debe incorporarse a la cocina de toda fa­milia con chicos en el mismo rango que el caldo de carne o de hueso.

El peligro de las espinas se evita con un colado final. En general pueden usarse todos los pescados.

caldo-pescado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *