LANGOSTINOS CON SALSA BLANCA

Se limpian los langostinos (recordar que vienen hervi­dos); se prepara salsa blanca a la que se le adicionan 2 yemas batiendo con energía.

Sobre una superficie limpia se pone bastante pan ra­llado, y sobre él 1 cucharada grande de la salsa blanca espesada con el huevo; sobre cada una de ellas se colocan los langostinos que se cubren con la misma salsa, se espera que se enfríe todo y se le da forma con las manos; se pasan por pian rallado y se fríen en aceite caliente hasta que se doren bien.

Es un alimento completo en proteínas, grasas y calorías, sumamente rico en calcio, fósforo, hierro y yodo.

Puede darse con ventaja a cualquier edad, pongamos desde el año.

Pueden acompañarse con arroz blanco. Si sobran se pueden comer fríos al día siguiente.

langostinos-salsa-blanca

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *