HUEVOS POCHÉS

Son huevos pasados por agua, pero sin la cáscara.

Se ponen en una cacerola con mucha agua, bastante sal y 1 taza de vinagre; cuando comienza el hervor se rompen los huevos, se echan en el agua ácida y se dejan exactamente tres minutos, se apaga el fuego y se sacan muy cuidadosamente con una espumadera y se ponen en agua fría.

Toda combinación hecha con huevos pochés debe reservarse para luego de los tres años por razones higiénicas, no digestivas.

huevo-poche

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *