GALLINA HERVIDA

Ya limpia se pone la gallina en agua en plena ebu­llición, salada y con un poco de perejil y laurel; se deja cocinar alrededor de una hora y media.

El chico puede comerla desde el 7, mes de su edad, picada y añadida a la sopa o al puré; más adelante en cualquier forma; la pata comida tomada desde el hueso satisfa­ce las necesidades mecánicas del chico entre los 2 y 4 años; la pechuga y las partes blandas ayudan a la solución de los problemas masticatorios del cambio den­tario.

Es una proteína completa rica en grasas.

No tiene vitaminas.

gallina-hervida

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *