EL JAMÓN CON CABELLO DE ÁNGEL

Crudo o cocido es el fiambre clásico, las mamás suelen tener aprensión a la parte blanca formada por grasa.

En el pequeño, desde el 7, mes, se puede usar la parte roja (si queda alguna partícula blanca no importa) picado, pero luego de los tres años el chiquito puede comerlo en su totalidad.

Un modo atractivo es arrollar la feta de jamón sobre una por­ción de cabello de ángel (ver receta siguiente) lo que le presta un sabor dulce que atrae a los chicos; el cabello de ángel puede ser consumido también desde el 7° mes.

La combinación es muy rica en proteínas, grasas y calorías; debe suponerse que no tiene vita­minas.

jamon-cabello-angel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *