CROQUETAS DE ATÚN SOBRANTE

Se fríe cebolla cortada, a la que se añaden harina y leche hasta formar una pasta espesa con la que se mezcla el atún (o cualquier otro pescado) desme­nuzado; se preparan a mano las croquetas, dándoles la forma que se desee, se pasan por harina, luego por huevo batido y después por pan rallado y se fríen en aceite bien caliente.

Pueden comerlas los niños desde el 2, año de la vida.

Contienen yodo, sodio, hierro, fósforo y calcio.

No tienen vitaminas.

croquetas-pescado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *