COSTILLAS DE CORDERO A LA MILANESA

Se raspa bien con cuidado el hueso de la costillita hasta que quede limpio; se sala la carne, se la pasa primero por harina, después por huevo batido y por fin por pan rallado.

Se fríen en aceite bien caliente.

Es un plato muy indicado para incluirlo en el segundo año de vida; el niño tiene gusto en tener en su mano la costilla y arrancar la carne con los dientes.

Contiene proteínas completas, sales; pero no vitaminas.

El atrac­tivo de la forma sirve para que coman carne muchos chicos reacios a ella.

costilla-cordero-milanesa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *