CANAPÉS DEL PASADO

Se despoja con cuidado lo que haya quedado pegado a los huesos del puchero, grasas, carnes, cartílagos y se corta todo muy fino con el agregado de 2 cebo­llas de verdeo, 1 diente de ajo y perejil.

Se pone en una cacerola con manteca, se añade 1 salchicha de Viena pelada y deshecha y sal.

Cuando empieza a dorarse se le suma 1 cucharadita de harina, se moja con caldo y se sirve sobre rebanadas de pan frito.

Lo pueden comer los niños desde el año.

canapes-pasado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *