CALDO DE GALLINA

Se pone 1 gallina limpia y despresada, con 1 cucharada de sal, 1 cebolla picada, y 1 % I. de agua; se procede como en la receta de Caldo de carnaza.

Se deja en­friar el caldo, la grasa flota y se quita con una espu­madera; si se desea quitar más grasa se coloca el cal­do en la heladera y se procede a nuevo desgrasado.

Se trata de un caldo tradicionalmente sabroso, pero se desaconseja en niños menores de dos años, pues la ‘t rasa puede ocasionar dificultades digestivas. No suce­de lo mismo con el caldo de pecho, que se prepara de igual modo.

caldo-gallina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *