BIFE A CABALLO I

Más que una comida es’ un modo típicamente rio­platense de disponer sus ingredientes.

Se pone, en la parrilla o la plancha, 1 bife de lomo de un espesor de un centímetro y medio, se lo sala; se calcula el tiempo de cocción; para el niño en nuestro medio debe estar cocido y tenerse la seguridad de que el calor ha alcanzado toda la masa de carne; por razones higiénicas, no digestivas; al mismo tiem­po se fríen 2 huevos (ver receta de Huevos fritos); el secreto de la fórmula reside en que ambas operaciones estén listas al unísono; con una espátula o inclinando simplemente la sartén, se ponen los huevos encima del bife ya en el plato.

Los chicos de edad escolar se muestran, entre nosotros, aficionados a este plato que, en cierto modo, puede llamarse típico.

Si se da. a un niño menor habrá que ir cortando la carne en trocitos pequeños y bañándola en la yema del huevo para hacer lo mismo con la clara más tarde.

Puede comerlo un niño desde el año pero el modo de darlo a comer es trabajoso como técnica.

Es un plato altamente proteico, provee fas grasas del huevo y de la carne y los minerales de ambos.

Si se da como plato único debe agregarse una ensalada o fruta abundante como postre para compensar su residuo metabólico ácido.

bife-caballo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *