Recomendaciones para alimentar a su niño de 3 años

El desarrollo de las habilidades físicas y mentales de los niños tiene que ver mucho con la nutrición que le proporcione en sus primero años de vida; a partir de los 3, los hábitos alimentarios comienzan a cambiar haciendo necesario implementar un plan de alimentación que evite las deficiencias. Aprenda lo que debe o no comer su hijo para que su dieta sea sana y balanceada.

¿Cómo es la alimentación ideal de un niño de 3 años?

Entre las variantes de la alimentación a esta edad, está la de comenzar a ingerir 4 comidas diarias – medida que algunos pediatras suelen recomendar desde los 2 años – debido a que corresponde a la fase en la que el pequeño demanda mayor consumo de calorías, las cuales deben ser repartidas oportunamente a fin de crear hábitos que les sirvan de guía para el futuro.

Para ser exactos, un niño de 3 años requiere entre 1.300 a 1.400 Kcal diarias, además de 30 a 40 gr de proteínas, entre 45 y 55 gr de grasa y de 130 a 180 gr de hidratos de carbono distribuidos de la siguiente manera:

  • 25% en el desayuno
  • 30% con la comida principal
  • 15% en la merienda
  • 30% para la cena

Recomendaciones para mejorar la alimentación de niños de 3 años

Entre las generalidades a considerar en la dieta de su pequeño tenemos:

1.      Brindarle un desayuno diario

Indistintamente de la edad, el desayuno es la comida más importante, razón por la que la primera recomendación es diseñar un plan alimentario completo y balanceado que incluya cereales integrales, lácteos y frutas a diario.

2.      No le obligue a comer:

Si su hijo rechaza los alimentos, evite forzarlo a su consumo; como padre debe procurar que su menú sea variado eligiendo con cuidado, lo que incorpora a su dieta; claro, tampoco se trata de crear caprichos, sino más bien de jugar con las alternativas que le ofrece y así optar por aquellas con las que se sientan más receptivos.

3.      Que coman con frecuencia:

Satisfacer los requerimientos nutricionales de los niños requiere de comer a menudo; es un error calmar esas ansias con meriendas que carecen de valores nutritivos; apueste por alimentos sanos y ricos en vitaminas, en lugar de snacks salados empaquetados.

4.      Limite el consumo de procesados y bebidas azucaradas:

Entienda que los buenos hábitos alimentarios se aprenden desde edad temprana; evite fomentar en su hijo el consumo de enlatados, comida precocinada, o alimentos procesados y refinados, así como esa variedad de bebidas azucaradas que les resultan tan atractivas. Recuerde que las carnes embutidas, productos de bollería industrial, jugos pasteurizados y gaseosas son nocivos para la salud.

5.      Evite ofrecerle frutos secos:

Pese a ser alimentos cargados de nutrientes esenciales, almendras, nueces o cualquier otro fruto seco puede ser contraproducente en la alimentación de niños de 3 años debido a la posibilidad de causar atragantamiento.

6.      No los premie con la comida:

Entre las equivocaciones alimentarias más comunes que cometen los padres está la de utilizar la comida como premio. Evítese un dolor de cabeza incentivando en ellos conductas caprichosas que suelen forjarse al premiar un buen comportamiento con dulces o “chucherías”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *