Pasos para que tu hijo coma todo tipo de alimentos

Si se ha convertido en una odisea la hora de comer en casa con tu hijo, porque no quiere hacerlo, este artículo es para ti.

Muchos padres enfrentan esta realidad, ya que sus hijos no quieren comer, sea en el desayuno, almuerzo o cena. Pero ¡No te preocupes! Esto se puede corregir.

 Si piensas que tu hijo es el único que presenta este comportamiento, estás equivocado. Fuentes indican que 15 de cada 100 niños presentan problemas de alimentación en situaciones normales, esto puede darse por diferentes factores, ya sea porque no sienten apetito, por la conducta que poseen o por hábitos nutricionales arraigados.

Es importante que la alimentación de tu hijo sea correcta, ya que así evitarás trastornos alimenticios, enfermedades infecciosas y vulnerabilidad a los factores ambientales. Por eso es importante que tu hijo sepa sobre la importancia de la comida en su vida y todos los beneficios que proporciona a su cuerpo.

Muchas veces se piensa que el problema está en los hijos, pero la verdad es que el problema también puede estar en los padres. Ya sea por no proporcionar habilidades educativas, el conocimiento necesario sobre la alimentación o el estado físico y emocional de los mismos.

A continuación, te daremos nuestras recomendaciones para lograr que tu hijo coma todas las comidas del día sin problema:

-Establece horarios de comida:

Es indispensable que se establezcan 3 comidas al día y 2 meriendas entre ellas. Si logras llevar a cabo un horario correcto, este terminará convirtiéndose en un hábito excelente para él.

– No lo obligues a comer:

Si tu hijo no desea comer, no lo obligues. Opta por guardar la comida que no quiere y cuando tenga apetito o en la siguiente hora de comida colócale lo que no ha querido comerse. Si forcejeas con él, creará un ambiente de tensión, que hará que logres el efecto contrario de lo que deseas.

– Ofrécele alimentos distintos:

De esta manera lograrás que tu hijo se sienta motivado a la hora de comer por querer probar alimentos nuevos.

– Evita dar alimentos a tu hijo como castigo:

Si tu hijo en algún momento tiene una mala conducta, evita darle algún alimento como método de castigo. Ya que esto lo que ocasionará es que no quiera comer y tenga miedo a hacerlo.

– Enséñale sobre los hábitos alimentarios:

Es importante que tu hijo comprenda todos los beneficios que otorgan los alimentos que consume a su cuerpo. Por esto, puedes ingeniártelas para que de una manera divertida le expliques los beneficios que aportan los vegetales, las proteínas y carbohidratos en su cuerpo. Lograrás que se sienta más involucrado y alentado a la hora de comer.

– Involucra a tu hijo a la hora de cocinar:

De esta manera será más divertido para él y querrá comer de lo que ha ayudado a preparar. También puedes hacer la comida con ayuda de moldes de formas para que la hora de comer sea placentera.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *