Gánele la batalla al estreñimiento infantil

El estreñimiento infantil – sea en bebés o en niños mayores – suele resolverse con una adecuada alimentación y hábitos saludables; sin embargo, existen además alternativas caseras y naturales con las que encarar el malestar, aprenda cuáles en esta entrega.

¿Qué es estreñimiento infantil y cómo identificarlo?

Se trata de la enfermedad digestiva por la que la mayor cantidad de padres acuden a un pediatra; aunque no sea un problema grave de salud, genera malestar, dolencias y complicaciones si no es tratada de maneta adecuada y oportuna.

La alerta del problema la disparan los cambios en los hábitos intestinales del infante, presentando apenas tres o menos deposiciones semanales caracterizadas por heces duras y secas; asimismo, cabe la posibilidad de inflamación del área abdominal y defecación con dolor.

¿El tratamiento?

Aunque existen laxantes convencionales, no siempre es necesario – ni recomendable – someterle a ellos, intente primero poner en práctica ciertas recomendaciones que modifiquen su dieta e incluya alternativas naturales y caseras ¿Cuáles? ¡a tomar nota!

La principal causa del estreñimiento infantil son los malos hábitos alimentarios por lo que la primera medida para combatirlo es modificar su dieta acatando los siguientes consejos:

Apueste por la fibra

De los nutrientes esenciales para optimizar el proceso digestivo, la fibra es el primero; su consumo deficiente hará al niño más vulnerable a desarrollar el problema, fomente su ingesta brindándole frutas con cáscara, cereales integrales, vegetales frescos, garbanzos y lentejas, ciruelas secas, palomitas de maíz naturales y guisantes.

Vigile su hidratación:

El consumo de agua es vita, de lo contrario se ralentiza el proceso digestivo dando paso al inevitable riesgo de padecer estreñimiento. La razón de ello radica en que son los líquidos, los encargados de incrementar el volumen de la fibra, lo que a su vez, suaviza las heces.

Evite el exceso de dulces y azúcar:

El abuso con los dulces y golosinas, es otra de las causas primordiales de la aparición del estreñimiento infantil, además de que el exceso de azúcar incide negativamente en la salud en general.

Propicie una rutina para ir al baño:

Desde la edad apropiada el implementar una rutina para ir al baño es indispensable para que la práctica se vuelva un hábito; no olvide que los más pequeños suelen temer dar ese paso, es ahí donde su guía y el acompañarlos evitará que ese miedo se transforme en una conducta negativa al intentar retener las heces; del mismo modo, enfatice en que deberán acudir al sanitario cuando sientan ganas y muéstrele la postura correcta que debe adoptar.

Remedios naturales para combatir el estreñimiento infantil

El uso de laxantes farmacológicos es opción solo cuando el problema se torna crónico y bajo la supervisión de un pediatra; suponiendo que la condición sea reciente o leve, apueste mejor por alternativas naturales, entre ellas:

  • Jugo de ciruela: estas frutas estimulan las funciones intestinales apaliando los efectos del estreñimiento al actuar como laxante natural; en niños pequeños, la dosis recomendada es entre 1 a 2 onzas de su zumo diluido en la misma cantidad de agua.
  • Miel de abejas: las enzimas naturales de la miel promueven la descomposición de los alimentos, por lo que consumirla diluida en agua es ideal para las digestiones lentas.
  • Uvas en ayunas: además de sabrosas, son excelentes para combatir el estreñimiento infantil al consumir en ayunas – y con la piel – de 6 a 8 uvas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *