ENSALADA DE PAPAS I

Cualquiera sabe hacer una ensalada de papas; inten­cionalmente dirigida al niño exige ciertas minucias técnicas que permitan aprovechar íntegramente los aportes del tubérculo.

Se cocinan las papas con su cáscara en agua; cuando están cocidas se desnudan, se cortan en pedazos y se sazonan con aceite, perejil y jugo de limón recién exprimido.

La precaución en el modo de cocerlas preserva el alto valor proteico y mi­neral de la papa que aporta potasio, calcio, magnesio, hierro, cobre, fósforo y azufre que de otro modo se pierden fácilmente. Siendo una ensalada que se ofrece con frecuencia al niño chico (a quien le gusta comer­la directamente con la mano) el detalle es principal.

 ensalada-papa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *