¿Cómo combatir las lombrices en los niños?

Aunque la infección parasitaria intestinal que produce a las lombrices es algo común, no solo afecta la tranquilidad del niño, sino su salud. Por fortuna es un problema sencillo y rápido de tratar, aprenda qué hacer en esta entrada.

¿Qué son las lombrices?

Se habla de infecciones parasitarias intestinales que afectan a millones de niños alrededor del mundo; pese a que la mayoría de los casos registrados se evidencian en niños menores de 14 años, es un problema capaz de afectar en cualquier etapa de la infancia, caracterizado por intranquilidad nocturna y molestias en sus genitales.

¿Qué hacer si mi hijo tienen lombrices?

La primera medida a tomar es acudir al médico, si bien es un problema común, la falta de cuidados necesarios y el incumplimiento del tratamiento fomentará su reaparición; es el pediatra la figura indicada para recetar el medicamento indicado considerando que el mismos, no eliminará los huevos corriendo riesgo de una nueva infección si no se repite la dosis dos semanas después.

Supervise sus horas de sueño:

Tras entrar por la boca, los huevos de los parásitos intestinales atraviesan el sistema digestivo para romperse dentro del intestino delgado, abriéndole paso a las larvas para que avancen hasta el intestino grueso donde se depositan; trascurridas unas semanas, las hembras progresan hasta el final del aparato digestivo, comenzando a salir del cuerpo a poner sus generalmente en la noche.

Esta es la razón por la que los niños con lombrices, tienen sueños intranquilos, pesadillas, irritabilidad, bruxismo y hasta caminar sonámbulos; supervise el dormir y de evidenciar alguno de los síntomas, revisa con una buena iluminación, su zona perianal; otra alternativa es checar sus heces en donde las indeseadas se presentan moviéndose en forma de pequeños hilos blancos y delgados.

Cuida su alimentación:

Aunque es un mito eso de que las lombrices se originan por comer golosinas, no está demás que atienda la alimentación de su hijo; lave bien los alimentos que va a consumir asegurándose de que sea con agua libre de bacterias y gérmenes, ya que una de las principales causas de la infección, es la proveniente de agua fecal.

Pero no es solo con la ingesta alimentaria que puede contagiarse; otros focos son las áreas y arenas de juego, piscina, juguetes, inodoros y, principalmente, las manos y uñas, por ser los lugares en los que resulta más factible encontrar lombrices.

Recomendaciones para evitar la reaparición de las lombrices:

El que su hijo tenga lombrices, hace probable que toda la familia también por lo que deberán ser tratados, además de seguir estas sencillas recomendaciones:

  • Cada integrante de la casa deberá bañarse por la mañana, con la medida se eliminan gran cantidad de huevos
  • Reemplace asiduamente la ropa interior, así como la de cama a fin de disminuir el nivel de contaminación, y por ende, el peligro de reinfección.
  • Todos tendrán que lavar sus manos con frecuencia, en especial, antes de comer y antes de salir del sanitario.
  • Las uñas han de estar cortas e higienizadas con cepillo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *