Beneficios de la leche materna

En el mundo existen millones de personas que defienden los beneficios de la lactancia materna, entre los argumentos que esgrimen quienes apuestan por esta práctica existe el que es una conexión entre la madre y el bebé, además de los múltiples beneficios que aporta al cuerpo del infante.

De hecho recientemente se descubrió que la leche materna puede utilizarse de manera efectiva en la lucha contra las nuevas súper bacterias resistentes a los antibióticos que durante los últimos años han preocupado a los miembros de la comunidad científica. De hecho, existen diversos hallazgos que tienen optimistas a los investigadores para mejorar los medicamentos que combaten estos organismos.

Un nuevo estudio concluyó que existe una proteína presente en esta leche y que podría utilizarse como ingrediente clave para crear una cura contra estas bacterias. El estudio investigó específicamente como este alimento es beneficioso para los recién nacidos, en la prevención de infecciones.

Los científicos descubrieron que la proteína lactoferrina, presente en la leche materna, puede eliminar de manera precisa bacterias e incluso virus y hongos que usualmente desarrollan los bebés. Esta información no podría ser una novedad, los expertos del Laboratorio Nacional de Física del Reino Unido y la Universidad College de Londres renovaron esta investigación para profundizar en este ámbito.

De esta manera se demostró que la lactoferrina disminuye la membrana celular protectora de microorganismos y baterías, haciéndola menos resistente y más permeable, por lo que es más sencillo eliminarlas más eficazmente.

Para llevar a cabo este experimento, los científicos maniobraron la proteína en una cápsula similar al virus para crear de esta manera una “bacteria artificial”, con la capacidad de reconocer virus específicos sin dañar las células que se encuentran a su alrededor y sin devenir en efectos negativos después de ser aplicada.

De esta manera los científicos han elevado las esperanzas de crear otras curas para perfeccionar la lucha contra los diferentes patógenos resistentes que se han descubierto en los últimos años. Asimismo, los miembros de la investigación informaron que la proteína trabaja de manera veloz, lo que le permite atacar e identificar las bacterias mucho antes que puedan crear mecanismos de defensa que las hagan resistentes.

Esto potencia las hipótesis que sostienen que la leche materna es uno de los mejores alimentos para los bebés recién nacidos y que es la manera más efectiva para que se desarrollen de forma adecuada y creen un sistema inmune capaz de protegerlo contra diversas enfermedades.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *